Blog

Gemelos Digitales: El mundo virtual que sustenta la Industria 4.0

Gemelos Digitales: El mundo virtual que sustenta la Industria 4.0

Son las 9 de la mañana en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y se anuncia a través del sonido local que el vuelo con destino a San José de Costa Rica va retrasado dos horas. En ese momento, entre la decisión de ir por un café o quedarme en mi lugar, decidí aprovechar el tiempo.
 
Fue entonces que me trasladé a Nueva York, admiré las nuevas siete maravillas del mundo y recorrí la superficie de Plutón. ¿Cómo? A través del uso de lentes de realidad virtual (VR) y aplicaciones como NYT VR del New York Times y Google Street View.
 
A unos minutos de abordar el avión, por un instante me sumergí en una experiencia llena de emociones, colores y sonidos que me permitió tener una vista de 360 grados, así como interactuar con el entorno donde se grabaron los videos y tomaron las fotos.
 
Desde sus inicios, la realidad virtual tuvo como propósito crear la ilusión de estar presente en algún lugar sin encontrarse físicamente. En los 80s y 90s, el concepto tuvo gran relevancia en la cultura pop y un limitado uso práctico en industrias como la aeronáutica y cuidado de la salud.
 
Actualmente, VR beneficia al consumidor final gracias a la masificación de los smartphones y apps que mejoran su vida dentro de un ambiente artificial seguro y controlado, además de simular una experiencia sensorial completa. Meditación, probar un producto o medirse una prenda antes de comprarla, capacitación interactiva, manejo del dolor, terapia de exposición para tratar fobias, entre otras, son algunas de sus aplicaciones.
 
En el escenario de la cuarta revolución industrial, las empresas están revolucionando sus estrategias mediante el desarrollo de gemelos digitales, los cuales son modelos virtuales idénticos de un producto, servicio, espacio, operación o proceso (existente o en fase de diseño). Estos permiten comprender y optimizar el negocio, así como predecir eventos para la correcta toma de decisiones.
 
Los “digital twins” se crean a través de información obtenida de la automatización y sensores, lo que permite, vía software especializado, empatar el mundo físico con el virtual para analizar información y monitorear sistemas, objetos y procesos.  
 
El concepto de gemelo digital integra tres componentes: un gemelo físico en el mundo real, un gemelo digital en el espacio virtual que representa toda la información operativa histórica y en tiempo real de su contraparte física, así como la interconectividad que les permitirá compartir sus datos.
 
Combinar los gemelos digitales de activos físicos con representaciones virtuales de instalaciones, fábricas, contingencias y entornos de negocio, así como personas y procesos, facilitarán un modelo digital cada vez más detallado del mundo real para realizar actividades de simulación, análisis y control.
 
La consultora Gartner predice que para 2021, 50% de las grandes compañías industriales usarán digital twins, lo que incrementará 10% su efectividad e impulsará fuertemente Internet de las Cosas (IoT), machine learning, manufactura 4.0 y aplicaciones M2M (machine to machine).
 
Por otra parte, de acuerdo con Siemens, la tendencia tecnológica del gemelo digital permitirá a compañías de todos los tamaños cubrir sus requerimientos y disminuir en un 50% el tiempo de lanzamiento de un producto al mercado, mejorar la flexibilidad y aumentar 20% la productividad.
 
Reducir pruebas de concepto; evitar problemas y fallas del equipo; ahorrar energía y reducir costos; prevenir tiempos de inactividad de las máquinas y líneas de producción; desarrollar nuevos negocios; planear el futuro a través de simulaciones y personalizar las mercancías de acuerdo a los requerimientos del cliente, son algunos de los beneficios de implementar gemelos digitales.
 
Otro concepto que impacta el gemelo digital es la fábrica 4.0, ya que permite de manera virtual, simular de manera virtual los procesos físicos de la factoría, así como diseñar y construir los edificios e infraestructura para mejorar la producción.
 
Según PwC, 91% de las empresas industriales invierten en la digitalización de sus plantas de manufactura, pero solo 6% afirma estar totalmente digitalizada. Esto muestra que falta un gran camino para hacer realidad la fábrica digital.
 
Para 2025 cada digital twin tendrá un potencial económico de más de 92 mil millones de dólares, según datos de la Asociación Alemana de Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Nuevos Medios de Comunicación, BITKOM. ¡El futuro es prometedor!
 
El investigador francés Philippe Quéau, mencionó que: “La realidad virtual nos va a permitir entrar y navegar dentro de la imagen, la cual servía anteriormente para transformar el mundo; ahora la imagen virtual es el mundo”. Por lo tanto, en un escenario de negocios feroz y cambiante, las compañías no pueden darse el lujo de fallar, siendo los gemelos digitales una solución para experimentar, probar y errar sin consecuencias reales.

Comparte el post: