Blog

Internet de las Cosas para una logística poderosa

Internet de las Cosas para una logística poderosa

El dramático cambio que ha traído el internet de las cosas (IoT) a las diferentes industrias, en especial manufactura y cuidado de la salud, está marcando una nueva era que rebasa los límites de la imaginación. Cada vez esta tendencia presenta mayores aplicaciones y sin duda, mejorará la vida de las personas, así como procesos, operaciones y modelos de negocio.
 
De acuerdo con cifras del índice de adopción de tecnologías 2016 QuiSi, presentado por Qualcomm e IDC, en México, IoT es una de las tendencias más grandes de adopción tecnológica. Sin embargo, actualmente representa sólo el 0.41% de la inversión total de TI con inversiones valuadas a 2015 en más de 3.3 mil  millones de dólares. Se espera que en 2017 el porcentaje se eleve considerablemente.
 
La adopción de internet de las cosas permite  modelos de negocio más ágiles y con márgenes de ganancia más amplios. No obstante, aún se enfrentan desafíos en su desarrollo e implementación.
 
IoT y el camino hacia el fortalecimiento logístico
 
Este impulsor de la industria 4.0, se ha posicionado en el corto plazo como una solución eficaz para enfrentar las dificultades operativas que se presentan en la cadena de suministro y logística. Al contar con millones de dispositivos y objetos conectados, IoT permite el rastreo de transporte y mercancía en tiempo real, inventarios más inteligentes, mejores servicios orientados al cliente y disminución de costos.
 
Al trabajar con la tendencia del “todo conectado”, las barreras de acceso a la información se derrumban, pues la localización, actualización y  distribución de datos generados al momento, se comparten entre todas las áreas de la organización, así como con cada uno de los eslabones de la cadena de suministro para establecer equipos colaborativos y una comunicación 360º.  
 
Por otra parte, una de las problemáticas más comunes en la logística suele ser el rastreo de las unidades de transporte para identificar la ruta por la que el vehículo transita, cuánto tiempo dura el recorrido, cuántas paradas realiza, entre otras cosas. Para 2020, la consultora Gartner estima que existirán cerca de 220 millones de automóviles enlazados a la red, por lo que el monitoreo, operación inteligente y prevención de accidentes, entre otras posibilidades, se hacen óptimas en el rastreo de cada unidad.
 
La información obtenida de la flotilla de vehículos por medio de esta conectividad resulta muy relevante, ya que se obtienen indicadores y métricas clave de la operación logística al sincronizar mejor los tiempos de producción,  distribución y entrega, así como disminuir errores en todo el proceso.
 
El Internet de las Cosas: el vehículo más efectivo hacia el éxito logístico
 
Cuando hay más conexiones entre dispositivos, objetos y sensores, existen también más oportunidades de eficientar los procesos en la cadena de suministro. Además, Gartner predice que IoT aportará 1.9 trillones de dólares a la economía global para el año 2020.
 
Anteriormente, los transportes de carga solían realizar solo la distribución de productos, pero al implementar el todo conectado, ya no es la mercancía lo único valioso que distribuyen los vehículos, sino todo el bagaje de información que van acumulando y se convierte en una conexión bidireccional entre objetos y personas.
 
En este contexto, es clave reconocer y gestionar los datos como un activo estratégico de todo proceso y actividad logística. Si bien la información está en todos lados (datos estructurados y no estructurados), no siempre son reconocidos y utilizados para beneficiar a cada eslabón de la cadena y tomar decisiones correctas.  
 
En primer lugar, hay que considerar es que los datos se transportan por diferentes “carreteras”; es decir, llegan de todas partes. No se trata de solo 10 fuentes, sino de miles que siempre están activas (dispositivos, sensores, bases de datos, redes sociales, entre otras) y  transmiten información las 24 horas del día.
 
De esta manera, con IoT es necesario reinventar los procesos y flujos de trabajo para mejorar la respuesta a los requerimientos de los clientes y socios de negocio, así como resolver las problemáticas y retos que representa la cadena de suministro.
 
Los beneficios de la conexión entre IoT y logística
 
Administrar y capitalizar la información que provee el internet de las cosas de la operación diaria, logrará mejorar el proceso logístico y dentro de sus beneficios se encuentran:
 
a)    Transparencia. Una mejor visibilidad en el monitoreo y seguimiento de los envíos en tiempo real, utiliza una combinación de sensores, dispositivos conectados y canales de comunicación. Esto representa un aumento significativo de la capacidad de una empresa para tener visibilidad, trazabilidad y optimización de su cadena de valor.
 
 
b)    Equipo siempre listo. A través del monitoreo constante de máquinas y equipo, se logra un mantenimiento óptimo, pues esto permite la identificación de problemas o fallas en los sistemas, lo que permitirá evitar que se afecte la producción, entrega de pedidos e incluso eliminar gastos no previstos por contingencias.
 
c)    Suministro proactivo. Con IoT la organización contará con la capacidad de atender de forma automática las necesidades de reabastecimiento de algún producto, basados en la comunicación machine to machine (M2M). Si bien, esto disminuye la interacción humana, permite la detección temprana de envío de productos del almacén o centro de distribución a la tienda. Además, los empleados se concentrarán más en la planeación que en actividades operativas, lo que se refleja en mayores ingresos.
 
d)    Flujo de producción. Con una red más sofisticada apoyada por IoT, las redes de fabricación se vuelven inteligentes al permitir la colaboración comunicación integral de forma autónoma, lo que provoca el flujo óptimo en la línea de producción, así como la conexión entre el piso de manufactura y el punto de venta.
 
e)    Gestión de flotillas. La recolección de datos generados por los vehículos y unidades de transporte, logran que las flotas sean más eficientes y seguras. De esta forma, se cumplirán los tiempos establecidos de manera automática para mantenimiento y reparaciones, sin afectar los servicios de entrega al cliente.
 
Fábricas, almacenes, CEDIS, tiendas, trasportistas, operadores logísticos y clientes, entre otros actores, se beneficiarán de la información de valor del todo conectado, siendo necesario establecer una estrategia de gobierno de datos para capturar, administrar, limpiar y capitalizar esa mina de oro llamada data. El momento de establecer una logística poderosa con IoT es ahora. 

Comparte el post: