Blog

Master Data Management: La única versión de la verdad

Master Data Management: La única versión de la verdad

Actualmente, es sorprendente la forma en que la información se viraliza en tiempo real a través de sitios web, redes sociales y servicios de mensajería como WhatsApp y Facebook Messenger. Sin embargo, la hiperconectividad de las personas, así como la velocidad e inmediatez con que se comparten las noticias y sucesos, no permite verificar su veracidad y puede generar confusión.
 
En este contexto, nos encontramos inmersos en dos términos que dominaron las conversaciones y búsquedas en 2017: la era de la posverdad y las fake news, donde las mentiras son emotivas para hacerlas pasar por algo verídico o información deseada. Su efecto se ha visto en procesos electorales, conflictos políticos y bélicos, así como movimientos sociales y aspectos económicos.
 
Una mentira que leemos en internet puede convertirse en un error fatal, ya que las personas no necesariamente toman decisiones basadas en evidencia, en lo racional, sino en emociones y percepciones. No obstante, una forma de combatir los efectos de la posverdad es poner en tela de juicio las noticias, suspender el retuit o difusión de la información, investigar la fuente, cuidarse de cuentas apócrifas o de periodistas no reconocidos, así como verificar los datos y se replicó en otros medios de comunicación.
 
En el mundo corporativo se vive una situación similar, ya que se pueden tomar decisiones erróneas que afecten al negocio si no se verifica la limpieza, integración, vigencia y autenticidad de la información; sobre todo ahora que las empresas cuentan con diversas fuentes de datos como la nube, sistemas on premise, redes sociales, apps, bases de datos estructurados y no estructurados, sensores y objetos conectados, entre otras.
 
Ante este escenario, es clave para la organización la implementación de una estrategia de gestión de datos maestros (MDM por sus siglas en inglés), con el objetivo de integrar los datos dispersos en múltiples silos de información para disponer de una base centralizada y lograr "una única versión de la verdad".
 
 
Por otro lado, MDM ayuda a las organizaciones a mejorar los niveles de servicio del área de tecnologías de información (TI) al mismo tiempo que se minimizan costos, ya que asegura que los datos críticos son correctos, completos y consistentes mientras se crean, modifican o consumen por procesos de negocio internos y externos, aplicaciones y usuarios.
 
El anhelo de contar con datos maestros ha sido elevado al rango de necesidad urgente debido a las nuevas exigencias de respuesta por parte de los clientes en contextos de fusiones y adquisiciones, gestión de rendimiento, compliance, cumplimiento de leyes y regulaciones, experiencia de compra y entorno omnicanal, entre otros. La falta de una administración unificada de la información de referencia se traduce en pérdidas de productividad y eficiencia operativa, además de ejercer un impacto directo sobre el rendimiento global de la compañía.
 
Para muestra de lo importante que será en el futuro contar con una estrategia de gestión de datos maestros, según datos de Cisco, para 2020 existirán 40 zettabytes de datos en el mundo, lo equivalente a tener 10 billones de DVDs de información. Además, se prevé que con el Internet de las Cosas e Industria 4.0, una ciudad inteligente de un millón de habitantes que tenga aviones, fábricas y sistemas de seguridad conectados, sensores para el clima, edificios, hospitales, coches y redes inteligentes, generará 200 millones de gigabytes por día.
 
Una correcta estrategia de MDM se basa en unificar la información en un repositorio único; poner al día los datos gracias a la centralización de las actualizaciones; confiabilidad y limpieza de la información, validación de los datos en conformidad con los derechos y reglas de seguridad de la compañía; así como disponer en cualquier momento de la información y su distribución por toda la empresa.
 
Contar con una única versión de la verdad mediante la combinación de arquitectura, tecnología y procesos de negocio permitirá: tener un solo lugar donde se almacenen y administren los datos maestros de forma correcta, completa y consistente; garantizar la seguridad, privacidad e integración de la información con otras aplicaciones y canales; así como flexibilizar el repositorio o plataforma de datos para ser capaz de evolucionar a la par de la compañía.
  
La masterización de los datos se traduce en accesibilidad, disponibilidad, calidad, coherencia, auditabilidad y protección de la información; una valiosa mina de oro para conocer al cliente, provocar disrupción en su industria, crear nuevos productos y servicios, innovar procesos y tomar decisiones correctas.
 
“Me gusta más la verdad cuando soy yo quien la descubre que cuando es otro quien me la muestra”, fueron las palabras del cortesano y poeta francés Vincent Voiture, las cuales describen de manera sutil la importancia de contar con datos maestros veraces, así como no esperar a que la competencia descubra nuestras debilidades y nos impacte la cruda realidad de que perdimos liderazgo y participación en el mercado.
 
Y tú, ¿ya estás listo para establecer una única versión de la verdad en tu información corporativa?

Comparte el post: